El negocio de la venta de bragas usadas llega a España

 

El negocio de la venta de bragas usadas ha llegado a España. En los años 80 nació en Japón esta tendencia que ahora se implanta en nuestro país con la creación de la web RIUF. A través del portal vendedoras anónimas o conocidas ponen a la venta ropa interior usada por precios que en muchas ocasiones superan los 50 euros por prenda. La escritora Roser Amills o la estrella del porno María Lapiedra han sido escogidas para promocionar la web. Ambas venden sus bragas usadas. Cuanto más veces se hayan usados, más morbo tendrán para los potenciales clientes y más pagarán por ellas.

 

La tendencia tuvo tanto éxito en Japón en su momento que incluso llegaron a instalarse máquinas expendedoras de estas bragas usadas. Así se extendió el furor por este tipo de prendas que ahora ha llegado a nuestro país. Además de bragas, los compradores pueden adquirir a través de esta web, medias, calcetines o sujetadores. La característica común es que todas estas prendas están usadas. No se trata de ropa de segunda mano, sino que es vendida justo después de haber sido utilizada una o más veces.

 

Toda aquella mujer que esté interesada en vender sus prendas íntimas usadas, tan sólo deberá enviar tres fotos: una foto detalle en la que se pueda ver el grado y suciedad de la braga y otras dos fotos con la prenda puesta aunque sin que se le vea el rostro. Cerca de 400 vendedoras se han animado ya a poner a la venta sus prendas más íntimas. Habrá que ver cómo funciona, pero por la evolución de la página parece que hay mercado.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0