Hablamos con un asiduo comprador de bragas usadas

 

En el post de hoy del blog de RIUF, la web especializada en la compraventa de ropa interior usada fetichista, replicamos un post de internet muy interesante donde se conversa con un comprador asiduo de bragas usadas, la verdad, es que tanto las preguntas como las respuestas, son muy interesantes y nos pintan una realidad del fetiche de comprar y obtener prendas de ropa interior usada de otras personas.

 

Te llega el paquete con unas braga usadas, ¿y ahora qué?

 

Hace poco publicamos un artículo sobre Miss Mami una chica que se dedicaba a vender sus bragas usadas por internet, pero claro, ahí había una pieza que faltaba. ¿Qué tienen que decir las personas que adquieren estas prendas? No nos gusta silenciar a nadie —excepto a los oprimidos y a la gente de izquierdas— y es por eso que contactamos con un tipo que se hace llamar "Escorpión Travieso" y que es un asiduo a los foros de compra y venta de este tipo de material. Teníamos muchas preguntas en mente, al fin y al cabo se trata de un tema ciertamente interesante. ¿Qué coño hacen estos tipos con las bragas? ¿Cuánto cuestan? ¿Qué clase de persona se esconde detrás de esta parafilia? Sin duda el Escorpión estaba ahí para aclarárnoslo todo.

 

VICE: ¿Prefieres que te llame por tu nombre real o nos quedamos con lo de "Escorpión Travieso"?

 

Escorpión Travieso: Me puedes llamar Escorpión Travieso.

 

¿Cómo empezó todo? ¿De dónde sale el fetichismo este de comprar bragas usadas?

 

La primera vez fue en 1998 y duró un par de años, hasta que la señorita lo dejó por problemas personales. Luego nada hasta diciembre de 2014. Lo empecé a probar por curiosidad y por morbo. Descubrí este mundo en un foro ya desaparecido.

 

¿Tuviste algún tipo miedo al principio? No sé, miedo a que te descubrieran por ejemplo.

 

 

El miedo lo tengo siempre, hay que ser cuidadoso y muy discreto para estas cosas.

 

Vayamos al grano, Escorpión. ¿Pides que te hagan algo especial en tus recién adquiridas bragas? Hay clientes que quieren que defequen, meen o follen con esas bragas puestas.

 

Yo no, yo solo pido que la prenda la haya llevado una señorita y, de hecho, por razones higiénicas —tanto para mí como para ella—, no la pido muy usada. No quiero ni deseo que contraigan enfermedades en sus partes íntimas. Y tu me dirás: ¿cómo se que la ha usado ella? Pues la señorita me envía fotos con la prenda puesta. Ellas mismas la lavan después y me la envían, acompañada con unas gotas de perfume. No todo el mundo lo pide así.

 

Pero un momento. ¿La gracia no es que te lleguen las braguitas usadas y sin lavar para poder olerlas?

 

Eso del olor es un tema de cada uno, o sea, cada uno le gusta una cosa. Hay quien le pide a la señorita que las use tres o cuatro días pero yo no lo hago. Yo como mucho tengo bragas usadas durante un día, como máximo. Eso sí, alguna prenda sí que la he pedido con orina pero lo he hecho muy pocas veces, muy pocas.

 

¿Qué otros productos compras?

 

Compro también zapatos, botas y prendas de mujer destinadas a los hombres, o sea, pantys para hombre, que son iguales que los de las mujeres pero tienen un alojamiento para el pene en erección. Son muy divertidos y muy curiosos. Una vez le pedí a una señorita un slip de hombre usado por ella. Como ves no todo son bragas.

 

¿Qué haces exactamente con estas prendas?

 

La gente cree que por tener una prenda de mujer usada te vas a dedicar a masturbarte como un mono. No es mi caso. La cosa va más por el deseo de tener algo de una mujer. Yo hablo por mí, los demás no sé lo que hacen.

 

¿Entonces no te masturbar con ellas?

 

Yo, al menos, no me masturbo. El fetiche es tenerlas.

 

¿Alguna vez has llevado estas prendas durante el día a día?

 

No me las pongo cada día, sinceramente, pero de vez en cuando lo hago. Soy hetero 100%. Normalmente me las pongo un rato y después me las quito. Es una sensación muy rara saber que llevas algo que no te corresponde por tu sexo. Alguna vez hemos visto a mujeres vestidas de hombre y nadie se ha escandalizado. Creo que hay que normalizar la sexualidad humana en los aspectos dedicados al fetichismo y sadomasoquismo y no verlo como algo extraño. Hay gente que colecciona cosas, yo colecciono prendas usadas. Y las señoritas nos las proporcionan. Eso sí, ellas están encantadas de hacerlo. Y que conste que solamente son vendedoras de prendas, pues no existe contacto sexual. Yo, al menos, no lo busco.

 

¿Te interesa tener braguitas de mujeres embarazadas?

 

Tengo algunas. Lo hice por curiosidad y morbo. El morbo juega un papel muy importante en este mundo. Si no eres morboso, no te registras. Y lo digo tanto por las señoritas como para los clientes. De hecho hay chicas que ni venden, solo están para mirar y reírse, para pasar un buen rato. Creo que utilizan estos foros como válvula de escape para sus problemas. Les sirve de terapia.

 

Hablemos de temas de logística. Normalmente se mandan los paquetes por correo pero también existe la entrega en mano. ¿Lo has probado alguna vez?

 

La entrega en mano es un tema muy divertido. Yo siempre prefiero quedar en lugares con mucha gente y con más de una chica. Me gusta más, me encuentro más cómodo. A mí eso de que la señorita se quite las bragas delante de mí no me ha pasado nunca. He hecho otras cosas, como alguna sesión privada con alguna señorita. Son sesiones de feminización, muy divertidas

 

En los foros, tanto vendedoras como clientes, se agradecen constantemente el trato recibido. ¿Qué tipo de relación se genera entre ambas partes?

 

Una cosa que he aprendido es a no marear a las señoritas. Les dices lo que quieres y ya está. Si le das circunloquios al tema ellas se mosquean y nunca más querrán saber nada de ti. Hay que ser directo y saber lo que quieres. De todos modos es una relación de complicidad. En ocasiones puedes detectar que algo no anda bien, que tienen problemas. Puedes comentárselo y entonces ellas se abren y te conviertes en una almohada donde ella se desahoga. Con esto te quiero decir que no solo se trata de la venta de una prenda, hay una amistad. También puede pasar que no quieras saber nada de la señorita y entonces, simplemente, pasas de ella.

 

Como la vida misma. ¿Tú qué sientes hacia estas chicas?

 

Siento mucha admiración y si te refieres a que si me puedo llegar a enamorar pues, es un tema muy peliagudo. Ellas no saben nada de ti ni tú de ellas. Es complicado pero se puede dar, no lo niego. Solo te diré que hay señoritas a las que llevo meses sin comprar nada y que siguen siendo amigas mías.

 

¿Y qué crees que piensan estas chicas de ti?

 

Sinceramente, si tuviera que pensar lo que piensan de mí, ya no estaría haciendo esto. Te puedo comentar que gracias a estos foros he llegado a conocer mejor a las mujeres, cómo piensan, cómo sienten y lo duro que es ser mujer.

 

No tengo ni idea de cuánto puede costar este tipo de material.

 

Bueno, esto siempre depende de lo que quieras y a quién se lo pidas. Hay muchos precios, desde cinco euros —una chica hizo como un outlet y las puso a este precio— hasta lo que tú te quieras imaginar. Yo solo puedo hablar por mí, desconozco los tratos de los compradores con las señoritas. También depende de si quieres fotos o vídeos. Es que hay muchas variables a tener en cuenta.

 

Pero bueno, ¿tú cuánto has llegado a pagar por unas bragas?

 

Lo máximo unos 40 euros, creo recordar.

 

¿Cuántas braguitas has llegado a comprar?

 

Pues unas cuantas. No me he puesto a contarlas la verdad. Te aseguro que más de 100 no hay. Creo que no llegan ni a 75 ya que pido otras cosas como zapatos, botas, pantys, medias, etcétera.

 

¿Cada cuándo compras braguitas? ¿Es algo muy habitual, casi a diario?

 

No las compro a diario. Hace unos meses si que lo hacía. Ha habido una bajada en mis pedidos, me he relajado creo yo.

 

¿Dónde almacenas estas cosas?

 

Soy muy meticuloso, todo está en los sobres donde lo recibí y guardado en un baúl.

 

¿Te da miedo que algún día alguien —pongamos durante una cena de Nochebuena o algo así donde puedes tener invitados en casa— encuentre tu colección de braguitas usadas? ¿Qué crees que pensaría la gente de tu entorno?

 

Creo que se pondrían a reír, es una cosa que la trato con mucho cuidado y discreción.

 

¿Alguien de tu entorno conoce este pequeño detalle de tu vida?

 

Nadie lo sabe.

 

¿Crees que vivimos en una sociedad reprimida a nivel sexual?

 

Sí que esta reprimida. Tienes que tener en cuenta que en Japón existen máquinas de vending que te venden bragas usadas. Aquí esto sería impensable. Eso sí, el primero que pusiera una se forraría. Creo que hay mucho reprimido que no ha salido de la olla a presión.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0