Así funciona el insólito negocio de la compraventa de ropa interior usada

 

¿Qué pensarías sobre la posibilidad de que miles de personas en el mundo puedan tener la oportunidad de comprar tú ropa interior usada? Sí, como lo lees, hay miles de hombres que están dispuestos a pagar una buena cantidad de dinero a cambio de obtener tus panties, siempre y cuando no estén lavados.

 

Esta industria en crecimiento rampante se originó en Japón con el nombre de burusera, (‘Buru’ de bloomers´ (buruma-s en japon-english) que significa pantaletas o calzones y ‘sera’ significa "seller", que traduce 'vendedor'), donde los hombres compran las prendas de mujeres jóvenes –siempre y cuando esté acompañada de una foto de la jovencita usándolas- para utilizarlas como parte de su fantasía sexual.

 

Pero lo que en un comienzo era un negocio exclusivamente nipón, se está extendiendo por todo el mundo gracias a la serie Orange is the New Black de Netflix, pues en la serie las protagonistas venden su ropa interior desde la prisión. Esto hizo que las búsquedas sobre compra y venta de panties aumentara sustancialmente, según la revista Fucsia en su portal de internet.

 

Páginas como Pantydeal.com o Secret Panties, están llevando este negocio a todos los fetichistas del mundo. Secret Panties, según su página de internet “es una plataforma donde puedes comprar o vender prendas íntimas usadas de forma totalmente anónima.”

 

El portal Yorokobu habló con Katia Elhert, la dueña de este portal español, quien se refirió a sus particulares clientes: “No todos los fetichistas las quieren muy sucias, algunos solo quieren que hayan sido usadas. Cuando se piensa en el fetichista, se imagina alguien un poco desagradable. Pero puede ser un chico de cualquier edad, con estudios, una persona respetable… Cualquier persona que disfrute de la sexualidad de forma diferente o que tenga fantasías que no pudo cumplir. No somos nadie para limitar esas fantasías.”

 

En la página se pueden encontrar toda clase de prendas como pantis, brasieres y media veladas que adquieren su valor – entre 140.000 y 300.000 mil pesos- dependiendo del tipo de uso y la historia que tenga la prenda; debido a que el factor de la fantasía sexual ayuda a que el panti sea aún más atractiva para el comprador.

 

Ahora ha nacido RIUF, la web de compraventa de ropa interior usada fetichista, para poder facilitar la compraventa de ropa interior usada de forma cómoda, rápida, sencilla, con anonimato y calidad de entrega de las prendas a los compradores, con distintas formas de pago y con la máxima seriedad en el servicio. Si quieres comprar ropa interior usada, RIUF es tu página ideal, si quieres vender ropa interior usada, regístrate gratis en RIUF y gana dinero extra vendiendo tus prendas íntimas usadas.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0