Vendió su ropa interior usada por 5 mil dólares

 

En este post, RIUF, la web de venta de ropa interior usada fetichista, te replica un caso real que se publicó en las redes de una chica que triunfó vendiendo su ropa interior usada por internet. Ya sabes que en RIUF, si quieres vender tu ropa interior usada, es fácil, sencillo, anónimo y seguro, tanto para el comprador/a como para el vendedor/a.

 

Usó su ropa interior por 3 semanas seguidas y luego la vendió por 5 mil dólares. Sí, lo sé, pensar en tener que usar tu ropa interior por tres semanas seguidas, sin importar que estés en tus “días sangrientos” o no, nos da asco a todas. Pero, usa un poco tú imaginación y piensa en cómo sería posible que a pesar de ser un trapo de ropa totalmente sucio, seguramente oloroso y nada agradable, hay alguien que te lo podría comprar por miles de dólares…

 

Todo comenzó por una chica que va por el seudónimo de “Lady Kitten”. Ella tiene 21 años y ha estado trabajado en una página de Internet llamada “Sofia Gray“, que se encarga de vender discretamente ropa interior usada.

 

Al ser estudiante por tiempo completo, usa el sitio para generar unos cuantos dólares extras. Entró a este raro negocio después de ver de qué se trataba exactamente la serie “Orange is the New Black”.

 

Lady Kitten se dio cuenta que en realidad sí se podría hacer negocio vendiendo ropa interior usada, tal y como lo contó para Cosmpolitan.com, vía correo electrónico.

 

Lo intentó y lo logró, porque el mundo está lleno de gente con fetiches bastante bizarros, quienes compran su ropa usada por diversas razones, desde querer olerla, hasta querer masturbarse con la prenda. Todo depende del comprador, pero de eso Lady Kitten no se preocupa, porque cuando se vende “ya no es de su propiedad”.

 

Una sola prenda le puede beneficiar con unos 4 mil o 5 mil dólares y al mes intenta vender 3 o 4. Pero también vende de 45 a 50 dólares. Depende del cliente.

 

Teniendo tiempo en el negocio, la muchachita se dio cuenta de que tenía un comprador frecuente, con el cual incluso ha conversado compartiendo sus hobbies e intereses. Un día ese comprador le hizo un “pedido especial”. Usar los mismos calzones por 3 semanas. Por eso le pagaría 5 mil dólares.

 

Ella confesó que “aunque le pareció una idea asquerosa, la cantidad de dinero era una gran oportunidad”.

 

En términos de higiene, como todas sabemos, usar un calzón por 3 semanas seguidas y que encima durante ese periodo venga la menstruación, no es para anda conveniente, pero Lady Kitten siguió con el alocado experimento.

 

Ella afirmó para Cosmpolitan que aunque pudo “hacer trampa” y “engañar a su cliente”, prefirió no hacerlo porque estafarlo sería una mala idea, ya que ha confirmado en más de una ocasión que sus clientes son bastante detallistas y se darían cuenta si es que les mintió.

 

Al mismo tiempo, confesó que jamás volvería a hacer algo así, “a menos que sea por mucha cantidad de dinero”. Lady Kitten seguirá manteniendo su identidad en secreto trabajando para la página.

 

“A las personas nunca les gustan que las cosas sean diferentes a lo que su zona de confort está acostumbrada, pero yo no le veo nada de malo”.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0