Misofilia: cuando el placer y excitación lo proporciona el oler una prenda interior usada

 

Misofilia: cuando el placer y excitación lo proporciona el oler una prenda interior usada

 

Se conoce como ‘misofilia’ la parafilia o fetichismo sexual por el cual se siente una gran excitación al oler o entrar en contacto con alguna prenda de ropa usada y en especial cuando se trata de una prenda interior (braguitas, tangas, calzoncillos…).

 

 

Aunque el abanico de posibilidades de excitarse con algo usado es muy amplio, la mayor parte de personas misofílicas lo hacen con aquellas prendas íntimas que saben que han sido usadas y a las que además le que ha quedado algún rastro corporal en ellas (flujo, sangre menstrual, orina, semen, excremento…).

 

Curiosamente hay todo un mercado negro a través de algunas redes sociales para este tipo de prendas, pudiéndose encontrar en internet anuncios de personas que están dispuestas a pagar buenas sumas de dinero por el hecho de adquirir lencería usada de determinado tipo de personas (siempre y cuando se acompañe una prueba de que han sido realmente usadas y ensuciadas).

 

Incluso ahora en la actualidad, existen ya miles de páginas web, y redes sociales, donde se puede comprar ropa interior usada, y donde el vendedor de ropa interior usada, puede obtener unos ingresos suculentos de forma anónima y segura.

 

Este es el caso de RIUF, la web de compra-venta de ropa interior usada fetichista, donde cualquier persona, sea hombre o mujer, puede comprar y vender ropa interior usada con total seguridad y anonimato, y lograr aquél objetivo que estaba buscando.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0